Los Perros de Tíndalos - Audiolibro - H.P. Lovecraft

Relatos de Ultratumba

11-11-2023 • 42 minutos

Los perros de Tíndalos (The Hounds of Tindalos) —también publicado como Los sabuesos de Tíndalos— es un relato de terror del escritor norteamericano Frank Belknap Long (1901-1994), publicado originalmente en la edición de marzo de 1929 de la revista Weird Tales, y luego reeditado por Arkham House en la antología de 1946: Los perros de Tíndalos (The Hounds of Tindalos).
Los perros de Tindalos, uno de los mejores cuentos de Frank Belknap Long, pertenece a los Mitos de Cthulhu de H.P. Lovecraft, y relata la historia de un hombre que experimenta con los viajes en el tiempo utilizando sustancias psicodélicas y misteriosos dispositivos esotéricos (H.P. Lovecraft y los viajes en el tiempo: la tecnología de los Antiguos).
De este modo el protagonista se encuentra con los Perros de Tíndalos, seres anteriores a la humanidad, que habitan en los ángulos del tiempo, mientras que los seres orgánicos, como los seres humanos, existimos únicamente en sus curvas. El problema es que cuando uno detecta a estos seres interdimensionales ellos también nos devuelven la mirada (ver: Si los ves, Ellos te ven).
Nadie sabe exactamente qué son los Perros de Tíndalos. Solo que existen en los rincones de la Cuarta Dimensión, como si el tiempo se tratara de una dimensión física para ellos. En cualquier caso, persiguen a todas las formas de vida orgánica que llaman su atención, en general por desplazarse en el tiempo de forma anormal. En cierto modo podemos pensar en los Perros de Tíndalos como una versión más escalofriante de las larvas, gusanos y parásitos del plano astral.
La verdadera apariencia de los Perros de Tíndalos es desconocida. Nadie que haya tenido un encuentro con ellos ha sobrevivido para contar esa experiencia; no obstante, frecuentemente se los representa como figuras caninas, lobunas, con largas lenguas huecas, similares a probóscides, con las cuales drenan los fluidos corporales de sus víctimas (Black Goo y otras monstruosidades amorfas en la ficción).
Los Perros de Tíndalos pueden manifestarse en nuestro plano físico, pero con algunos condicionantes. Su relación con los ángulos del tiempo los obliga a materializarse en cualquier ángulo físico, por ejemplo, un rincón, siempre que sea lo suficientemente cerrado. Solo de esta forma pueden abrir un portal interdimensional a través del tiempo, literalmente, acechándonos desde cualquier rincón (ver: Los Perros de Tindalos y los ángulos del tiempo)
Los Perros de Tíndalos de Frank Belknap Long, es uno de los mejores relatos de los Mitos de Cthulhu, y las criaturas que lo habitan también resultan ser de las más interesantes. De hecho, H.P. Lovecraft hace referencia a los Perros de Tíndalos en el relato: El que susurra en la oscuridad (The Whisperer in Darkness). También es interesante señalar algunas semejanzas en este cuento con el clásico de Algernon Blackwood: Los lobos de Dios (The Wolves of God).