El Cuervo - Audiolibro

Relatos de Ultratumba

03-12-2023 • 9 minutos

El cuervo (The Raven) es un poema gótico del escritor norteamericano Edgar Allan Poe (1809-1849) publicado en la edición del 29 de enero de 1845 del periódico New York Evening Mirror. No hay mucho para agregar sobre esta verdadera obra maestra de la poesía maldita. Sus laberintos han sido estudiados y comentados por mentes más calificadas que la nuestra. No obstante, no podemos evitar decir algo antes de sumergirnos en el silencio de aquella habitación dónde un libro prohibido ha sido cerrado, preludio del más oscuro remordimiento. El cuervo relata la misteriosa visita de un cuervo parlante a la casa de un amante afligido, pero principalmente el progresivo descenso hacia la locura de este último. El amante, que suele tomarse por un estudiante, llora tristemente la pérdida de su amada, llamada Leonor. El propio Edgar Allan Poe sostuvo que su ave diabólica estuvo inspirada en el cuervo de Barnaby Rudge (Barnaby Rudge), de Charles Dickens, y que su estilo, metódico y pausado, proviene del poema de Elizabeth Barrett: Geraldine (Geraldine). El cuervo no es una alegoría, o al menos no una alegoría intencional. Los especialistas más reconocidos en la obra de Edgar Allan Poe sostienen que el tema principal del poema es la devoción. Desde aquí nos permitimos una interpretación diferente. El verdadero núcleo de El cuervo es el conflicto entre el recuerdo y el olvido, más precisamente entre el deseo de recordar a alguien que ya no está y el deseo de olvidarlo para siempre. Frente a todas las preguntas del protagonista el cuervo responde inexorablemente: "Nunca más" (Nevermore). Este detalle nos brinda la pista más valiosa para descifrar el poema. En cierto momento, el protagonista asume que ese "Nunca más" es lo único que el pájaro sabe decir. A partir de allí, todas las preguntas subsecuentes son formuladas conociendo de antemano cuál será la respuesta. Con este giro genial, Edgar Allan Poe sugiere que la verdadera intención del narrador es profundizar deliberadamente en su sentimiento de pérdida. El cuervo. The Raven, Edgar Allan Poe (1809-1849)